Categorized | Opinión

A propósito de la Policía Nacional

Posted on 01 febrero 2011 by Luijo

Por: José Ernesto Devárez hijo

Diversas muertes violentas en las últimas semanas, así como numerosas protestas populares, han puesta al descubierto una vez más el deficiente cuerpo policial con el cual contamos. Y es así, aun cuando la disposición de muchos dentro de sus filas es de servir y proveer seguridad a la población.

Donde se está fallando es “arriba”, pues las filas tanto policiales como militares se estructuran de acuerdo al liderazgo que las rige. Dicho liderazgo ha dejado mucho que desear en hechos recientes, y ponen en cuestionamiento la capacidad de los mismos de entender el concepto y la aplicación del servicio policial comunitario y del desarrollo de investigaciones.

Dos hechos separados que ponen en evidencia la forma inadecuada de actuar de la plana mayor de la Policía Nacional son las muertes del Teniente Coronel Virgilio Casilla Minaya y del raso Freddy Saúl Félix, este último miembro de la avanzada presidencial y quien fuera dado muerte por una patrulla policial. Ambos casos son extremadamente confusos, con matices que no reflejan ser parte de crímenes comunes. Aun así, líderes policiales y miembros de la fiscalía han minimizado los hechos señalándolos como muertes ocasionadas por actividades delictivas ligadas al robo.

Estas declaraciones indignan a cualquiera, especialmente porque se espera una investigación compleja y detallada de ambos casos. Las aguas que arropan estos crímenes son turbias y chamuscadas, y el deber de nuestra policía es de culminar con la investigación antes de emitir una opinión al respecto.

En el caso del Teniente Coronel Casilla, considero innecesarias y una violación a los fundamentos investigativos las declaraciones del jefe de la policía, Mayor General José Armando Polanco Gómez, el cual indicó que no creía en declaraciones de delincuentes.

Además de poco productiva, dicha posición demuestra una incongruencia con estrategias investigativas utilizadas por las mejores instituciones del orden a nivel mundial.

El mismo Polanco Gómez fue quien declaró que el linchamiento en Yaguate, ocurrido a finales del pasado año, debería servir de escarmiento para todos los jóvenes que se ven envueltos en actos delictivos.

En cuanto al caso del raso Saúl Félix, solo basta con observar imágenes del cuerpo de la víctima sin arma alguna, y luego verle con un arma al costado, para entender de que en este caso puede haber “gato entre macuto”. Asimismo Félix, que alegadamente estaba cometiendo un robo armado, recibió 17 disparos, 16 más de los que originalmente declararon las autoridades. Todo esto mientras unos dicen que estaba de servicio, y otros lo niegan rotundamente.

La actitud ante ambas investigaciones y las declaraciones de la cúpula policial no dejan de extrañarme, indignarme, y convencerme de la necesidad de exigir rendición de cuentas en todos los casos confusos que se dan cita en nuestras comunidades.

No estoy de acuerdo en teorías de conspiración, tampoco apoyo los cuentos chocarreros, pero una declaración sobre un caso complejo solamente es pertinente luego de culminada una investigación. De otra forma, solo se consigue empañar y entorpecer la misma, proveyéndole a posibles implicados vías de escape y argumentos que deben mantenerse confidenciales.

El liderazgo de los cuerpos de seguridad debe ser más juicioso, calculador, sopesado y comprender que en ese negocio en bocas cerradas no entran moscas. En la investigación criminal, no debe haber cabida para miembros con prejuicios.

jedevarez@hotmail.com

Leave a Reply

Advertise Here

Photos from our Flickr stream

See all photos

Advertise Here

Filosofía Prendía

Información, que invite a la reflexión; opinión, desde una óptica joven; y ocio, porque de vez en cuando, hay que cogerlo suave.


Escríbenos

Para sugerencias, críticas, declaraciones de amor, envío de Corotos y lo que se te ocurra, comunícate a través de contacto@ahiequeprende.com


Los Prendíos


Paolah Soto
Paolah Soto


Luis José López
Luis José López


Gloria S. Álvarez
Gloria S. Álvarez